Putas Murcia

Una sesión fotográfica con putas Murcia

La verdad siempre tuve alma de fotógrafo… me encantan no solo las fotos eróticas donde las mujeres salen muy sensuales, sino que adoro las fotos de sexo explícito.

Un buen culo en primer plano donde puedan apreciarse cada uno de los detalles del mismo, es sin dudas realmente excitante para mí.

Hacía tiempo que quería jugar a este juego… sacarle este tipo de fotos a una mujer era una idea que me dominaba de un modo increíble…

Para mi primera sesión como fotógrafo busqué unas putas de Murcia que se prestaran a mi juego…

Llamé a varias agencias de putas en Murcia hasta que di con una en la que me ofrecieron dos chicas capaces de prestarse a mi morbo…

Esa noche las putas Murcia visitaron mi apartamento. Eran dos asiáticas muy atractivas, totalmente depiladas con unos culos y vaginas dignos de primeros planos.

Les pedí a las putas de Murcia que se acomodaran en la cama y que con las piernas bien abiertas mostraran su sexo tanto como pudieran. La idea no era que salieran sus rostros. Lo que yo quería capturar era el primer plano del sexo de cada una de ellas… Coñitos de putas en Murcia mojados, deseosos, cachondos…

Saqué varias fotos hasta que de tanto mirar a esas hermosas putas Murcia, deseé penetrar a una de ellas. Así que le pedí a las dos putas de Murcia que prestaran mucha atención lo que deseaba exactamente en ese momento.

Las putas Murcia me miraron directo a los ojos, absorbiendo por completo cada una de mis palabras… no hubo necesidad de repetir nada…

Me subí arriba de una de las putas en Murcia y comencé  a penetrarla mientras la otra, cámara en mano, tomaba fotografías para inmortalizar el momento…

Debo confesar que con esas putas Murcia pase una de las mejores noches de mi vida. Cada vez que oía un clic, mi corazón se aceleraba de excitación y me descargaba con furia sobre el ano de mi puta…

Unos cuantos clics más bastaron para que pudiera alcanzar el orgasmo más increíble con esas putas Murcia… Verdaderamente fue una experiencia asombrosa…

Encuentro casual con putas Murcia en el parking del centro comercial

Esa noche me había quedado sin luz en casa. Se trataba de un corte general en la zona que duraría varias horas.

Realmente no sabía qué hacer tanto tiempo sin luz, por lo que decidí salir a dar una vuelta. El centro comercial estaba cerca de mi hogar, pensé que allí podría ver una película y quizás cenar algo.

Eran alrededor de las ocho de la noche cuando entré en la sale del cine. La película no era nada interesante, una más de esas películas de acción made in Hollywood donde abundan los choques automovilísticos y despampanantes explosiones.

Luego de la película cené ligeramente y me dirigí al estacionamiento en busca de mi coche para regresar a mi hogar deseando que ya hubiera regresado todo a la normalidad.

Cuando estaba a punto de subirme a mi coche me sorprendieron unas risas que se oían cerca. Eran las risas de  tres putas de  Murcia que estaban apoyadas en un coche allí en el estacionamiento.

Las tres eran atractivas, aunque la del medio era la más llamativa. Tenía una falda muy corta de la que escapaban unos muslos perfectos, su estómago plano revelaba un piercing en su ombligo. Vestía un top muy ajustado en el que se marcaban sus pezones endurecidos quizás por el frío de la noche.

Las putas en Murcia seguían conversando entre risitas y a decir verdad, no pude resistirme a la idea de estar con la puta de los pezones duros. Así que me acerqué a ellas y le dije a la del medio que si podíamos hacerlo en el coche.

Las putas de Murcia rieron y la del medio me acompañó a mi coche encantada. Nos recostamos en la parte de atrás. Ella se quitó el top revelando dos pechos grandes de una redondez perfecta… Creo que eran las tetas más perfectas que cualquiera de las putas Murcia pudiera tener…

Ella se montó sobre mí y me cabalgó salvajemente mientras mis manos se perdían en esos senos perfectos…

Mientras la penetraba se podía oír afuera la risa de las putas de Murcia que estaban en el otro coche y eso me excitó tanto que ya no pude evitar descargar  una catarata de semen acompañada de un gemido contenido.

Nos cambiamos y esa increíble hembra regreso con el resto de las putas Murcia que la aguardaban para continuar la noche mientras que yo volví totalmente rejalado a mi hogar donde ya había regresado la luz.