iconDile que le llamas de PutasYEscorts.net para recibir un trato especial.icon

Una increíble noche de sexo virtual

Telf

Idiomas

Servicios

Mi Cuerpo

Altura
:
Peso :
Pecho :
Cintura :
Cadera :
Color de Piel :
Color de Ojos :
Color de Pelo
:
Forma de Pelo :

 

Mis Datos

Edad
:
Horario :
Telf
:
Email :
Web :
Viajes :
Hoteles :
Apartamento :
A Domicilio
:
Nº Ocultos :

 

Mis Tarifas

Precio Mínimo
:
Media Hora :
Una Hora :
Dos Horas :
Tres Horas :
Cuatro Horas :
24 Horas :
Noche Completa
:
Pago Tarjeta :
Pago Metálico :

En una oportunidad recibí una invitación de amistad en mi cuenta de Facebook, se trataba de una mujer lo que no dude ni un instante en darle el OK para que formara parte de mis amistades.

A los pocos días comenzamos a intercambiar mensajes, fotos, e incluso nos pasamos nuestras cuentas de MSN para chatear también por allí.

 Sexo Online

Al principio las conversaciones eran muy respetuosas, no tocábamos temas que fueran más allá de una amistad, pues ambos tenemos una familia establecida. Un día sin pensarlo hablamos de nuestras experiencias sexuales con nuestras parejas, sin ir más allá que el simple no me quejo nos llevamos bien, no tenemos problemas al tener relaciones.

Sin embargo, un día llegó la pregunta que hizo combustión: ¿le has sido infiel a tu esposa? Aunque cueste un poco creerlo hasta ahora no he tenido otra mujer que no sea mi esposa. Esa fue mi respuesta y ella me dijo, increíble no puedo creer que aun existan hombres que sean fieles a sus esposas.

Esto llamó su atención y a partir de ese momento comenzamos a conversar ningún tipo de inhibición. Yo también le hice la misma pregunta, si le había sido infiel a su esposo y me contestó lo mismo que yo, y miento de una dama era algo que esperaba.

En oportunidad que conversábamos salió al tema del sexo virtual y ella me contó que le había hecho con su marido mientras él se encontraba de viaje.

Me llamo la atención y comencé a preguntarle detalles sobre la experiencia y todo lo demás. De repente nos calentamos con la charla y sin pensarlo salió la propuesta de probar entre los dos, al principio no me pareció buena idea porque obviamente estábamos cada uno en nuestro trabajo y el solo imaginarme que alguien llegara a mi oficina justo cuando estaba a punto de correrme me inhibió.

 Sexo Virtual

Sin embargo, al mismo tiempo era una idea que me excitaba. Un día nos pusimos de acuerdo para quedarnos conversando luego del horario de trabajo y allí fue cuando comenzó todo.

Comenzó el dialogo erótico y frases como: que rico, la tienes bien rica, mi coño está húmedo, deseo que me penetres, etc. Este diálogo me llevó a tener mi primera experiencia de sexo virtual.

Luego de esa vez comenzamos a ponernos de acuerdo para quedarnos conversando luego el trabajo y volver a tener esos encuentros de sexo virtual y debo confesar que se trata de una experiencia única e inolvidable, con el tiempo comenzamos utilizar webcams para poder vernos, filmarnos y hablarnos en tiempo real.