iconDile que le llamas de PutasYEscorts.net para recibir un trato especial.icon

Un recibimiento muy especial

Telf

Idiomas

Servicios

Mi Cuerpo

Altura
:
Peso :
Pecho :
Cintura :
Cadera :
Color de Piel :
Color de Ojos :
Color de Pelo
:
Forma de Pelo :

 

Mis Datos

Edad
:
Horario :
Telf
:
Email :
Web :
Viajes :
Hoteles :
Apartamento :
A Domicilio
:
Nº Ocultos :

 

Mis Tarifas

Precio Mínimo
:
Media Hora :
Una Hora :
Dos Horas :
Tres Horas :
Cuatro Horas :
24 Horas :
Noche Completa
:
Pago Tarjeta :
Pago Metálico :

Cuando tenía alrededor de 30 años, me encontraba en el baño de una estación de micros cuando entró un chico de unos 25 años bastante atractivo. Se acercó a mí y me pidió fuego. Me dijo que acababa de llegar de Colombia y que había venido a terminar aquí sus estudios.

Nos encontramos los dos totalmente solos en el baño y yo, sin poder contenerme, le dije que me encantaría darle la bienvenida a mi país. Acto seguido, me arrodillé y comencé a desabrochar su pantalón.

El joven se dio cuenta de mis intenciones y; con una sonrisa picaresca, me hizo pasar a uno de los cubículos que había en el baño para que pudiéramos continuar con mayor tranquilidad.

Una vez que los dos nos encontramos allí, bajé sus pantalones y sus bóxers dejando al descubierto su hermoso pene que se estaba comenzando a erectar a causa de todo lo que estaba a punto de suceder.

Su polla era verdaderamente enorme. Comencé por besar su tronco y luego continué chupando y besando todo su pene hasta introducirlo por completo en mi boca. A pesar de su tamaño, logré tragármelo todo y con mucho deseo continué chupando y lamiendo esa polla que me enloquecía.

Luego de unos minutos y me pidió que me levantara. Para mi sorpresa, sólo atiné a obedecer. Él me dijo que me diera vuelta y en ese momento comprendí lo que seguía. El joven desabrochó mi pantalón, bajó mi ropa interior y comenzó a manosearme el culo. Luego lo besó y comenzó a apoyarme. Luego de apoyar su polla en mi culo por un buen rato, me obligó a continuar con la mamada y dijo:

 

—Si hubiera sabido que así era la bienvenida en este país, de seguro habría venido antes.

 

Yo continué chupándolo con deseo, estaba muy excitado. Luego de un buen rato, me di cuenta que estaba a punto de correrse, por lo que le dije que lo hiciera dentro de mi boca.

La cantidad de semen que tragué fue impresionante. Su leche era caliente, deliciosa y espesa. Tragué hasta la última gota y luego lamí su polla para limpiarla muy bien.

Luego de correrse, me dijo que tenía que irse y me agradeció por la excelente bienvenida que le había dado a mi país. Intercambiamos nuestros teléfonos y correos electrónicos y; en ciertas ocasiones, cuando extraña mucho a su novia, él se desquita conmigo con estos sensuales encuentros.