iconDile que le llamas de PutasYEscorts.net para recibir un trato especial.icon

Mi compañera de clase

Telf

Idiomas

Servicios

Mi Cuerpo

Altura
:
Peso :
Pecho :
Cintura :
Cadera :
Color de Piel :
Color de Ojos :
Color de Pelo
:
Forma de Pelo :

 

Mis Datos

Edad
:
Horario :
Telf
:
Email :
Web :
Viajes :
Hoteles :
Apartamento :
A Domicilio
:
Nº Ocultos :

 

Mis Tarifas

Precio Mínimo
:
Media Hora :
Una Hora :
Dos Horas :
Tres Horas :
Cuatro Horas :
24 Horas :
Noche Completa
:
Pago Tarjeta :
Pago Metálico :

Cuando estudiaba Leyes comencé a sentirme especialmente atraído por una compañera de clase, du nombre era Marina.

 A pesar de que su cuerpo no era como el de una modelo, era verdaderamente sensual. Marina era de estatura mediana, anchas caderas, tenía unos senos grandes y redondos, vientre liso y espalda ancha.

 En una oportunidad debíamos realizar una investigación en equipo y me tocó realizar mi trabajo con ella. Así que esa tarde fui a su casa y nos pusimos a trabajar.

 Luego de varias horas, me ofreció algo de beber y vino con dos copas de vodka. Sin darnos cuenta nos acabamos la botella por completo. Al regresar al trabajo que estábamos haciendo en su ordenador,  apareció un pop up en la pantalla donde se veía a una scort muy atractiva enseñando su trasero.

 Me pareció gracioso y comencé a reírme a carcajadas. Marina, en tono muy extraño me preguntó si esa mujer me resultaba atractiva.

 Le respondí que sí, que era muy atractiva y ella de inmediato me dijo poniéndose de pie:

-¿Y qué tal estoy yo?

Sin querer, al verla tuve una pequeña erección y le respondí:

-Tú también estás muy bien.

-¿Pero cómo puedes saberlo si estoy en mi estado natural? – dijo

-No entiendo que quieres decir.

-Coloca tu mano sobre mis caderas.- dijo pero con una voz muy sensual.

Obedecí de inmediato. Me pidió que rodeara su cintura y que la besara. Luego de besarla con pasión y deseo, Marina me confesó que se sentía muy atraída por mí.

 Ante semejante confesión, continúe besándola, besé su cuello y comencé a despojarla de su ropa. Desabroché su brassier y contemplé esos pechos enormes y firmes. Comencé a besarlos dando movimientos circulares con mi lengua y luego me concentré en chupar sus enormes y duros pezones.

 La recosté sobre la cama, bajé sus jeans y le quité la diminuta tanga color negro que apenas la cubría.

Continué besando su coño húmedo mientras saboreaba sus deliciosos jugos y luego de unos minutos ella me suplicaba que la penetrara.

 Estaba tendida en la cama boca arriba, con sus piernas bien abiertas, yo me recosté sobre ella y comencé a penetrarla, primero muy suavemente y; mientras aumentaba el ritmo, sus gemidos se acrecentaban y se hacían cada vez más sonoros.

 Luego de embestirla un buen rato, noté como ella echaba su cabeza hacia atrás mientras gesticulaba en su rostro el inmenso placer que sentía a la par que yo la inundaba de semen.

Visita también Escorts Madrid y Escorts Barcelona