iconDile que le llamas de PutasYEscorts.net para recibir un trato especial.icon

Marco, el hermano de mi mejor amiga

Telf

Idiomas

Servicios

Mi Cuerpo

Altura
:
Peso :
Pecho :
Cintura :
Cadera :
Color de Piel :
Color de Ojos :
Color de Pelo
:
Forma de Pelo :

 

Mis Datos

Edad
:
Horario :
Telf
:
Email :
Web :
Viajes :
Hoteles :
Apartamento :
A Domicilio
:
Nº Ocultos :

 

Mis Tarifas

Precio Mínimo
:
Media Hora :
Una Hora :
Dos Horas :
Tres Horas :
Cuatro Horas :
24 Horas :
Noche Completa
:
Pago Tarjeta :
Pago Metálico :

 El hermano de mi mejor amiga Cristina, Marco me volvió loca desde el momento que lo conocí. Marco era alto, musculoso, de tez morena, ojos verdes y tenía un bulto entre sus piernas que no podía disimular.

 Una noche fuimos con Cristina al cine, yo vestía una blusa blanca abotonada y una falda muy corta. Cuando salimos del cine llovía muchísimo, su hermano había pasado a recogernos y entre el camino de salida del cine al coche nos empapamos.

 Cristina se sentó atrás porque estaba cansada y yo me senté en el asiento del acompañante junto a Marco. Él me comentó que jampas me había visto con falda. Mi blusa empapada no dejaba nada a la imaginación ya que mis tetas se transparentaban y tenía los pezones duros por el frío.

 Cada vez que marco cambiaba de marcha, me rozaba con su pierna y sin ningún disimulo miraba mis pezones erectos. Al llegar a la casa de Cristina no había nadie en la casa. Mi amiga me dio algo de ropa seca para que pudiera cambiarme. Marco sugirió que tomara un baño para calentarme y como la ducha del cuarto de baño de Cristina no funcionaba, tuve que darme un baño en el cuarto de baño de Marco.

 Al salir del cuarto de baño, solo estaba cubierta por una toalla y el me esperaba en la puerta de su recámara. Intenté salir del cuarto pero él se interpuso en mi camino, me dijo que su hermana dormía, me tomó por la cintura, me despojó de la toalla y se quedó contemplándome.

–       Eres hermosa- dijo.

Marco comenzó a besarme, intenté huir de él, pero no pude. El besaba mis pechos, mordisqueaba mis pezones… Sentía mi vagina húmeda y caliente y allí fue cuando dejé de poner resistencia.

El me llevó a la cama e introdujo dos de sus dedos en mi vagina.

– Estás muy mojada- dijo mirándome fijamente.

Cuando introducía sus dedos en mi vagina yo no podía evitar emitir gemidos de deseo y placer. Me estaba volviendo loca. Luego comenzó a meter su lengua en mi coñito y no pude contenerme mucho tiempo y me corrí en su boca.

 Marco se quitó la ropa y me dijo que era mi turno de besarlo. Su pija era enorme y estaba dura y muy caliente. Intenté metérmela en la boca tanto como me era posible, lo chupé y lo lamí hasta que se corrió en mi boca. Me tragué hasta la última gota de su semen.

 Luego él comenzó a besarme y tocarme de nuevo… Yo quería sentir ese pene dentro de mí y así fue. Introdujo su miembro erecto dentro de mí, primero muy suavemente y luego sus embestidas se volvieron más y más intensas.

 Mientras me penetraba apretaba mis tetas, lo que hacía que me  excitará cada vez más. Luego cambiamos de posición. Me coloqué encima de él y comencé a cabalgarlo mientras marco me tomaba de los muslos y acariciaba mis pechos.

Yo gritaba de placer y así continuamos un buen rato hasta que cuando Marco esta por alcanzar el orgasmo, quitó su pene de mi vagina, lo colocó en mi boca y yo lo comencé a chupar y lamer hasta que nuevamente sentí su leche tibia en mis labios.