iconDile que le llamas de PutasYEscorts.net para recibir un trato especial.icon

Los vecinos de la casa de veraneo

Telf

Idiomas

Servicios

Mi Cuerpo

Altura
:
Peso :
Pecho :
Cintura :
Cadera :
Color de Piel :
Color de Ojos :
Color de Pelo
:
Forma de Pelo :

 

Mis Datos

Edad
:
Horario :
Telf
:
Email :
Web :
Viajes :
Hoteles :
Apartamento :
A Domicilio
:
Nº Ocultos :

 

Mis Tarifas

Precio Mínimo
:
Media Hora :
Una Hora :
Dos Horas :
Tres Horas :
Cuatro Horas :
24 Horas :
Noche Completa
:
Pago Tarjeta :
Pago Metálico :

Ese verano habíamos alquilado un apartamento para pasar allí la temporada. Al llegar no conocía nadie, sin embargo había un chico que por el que me sentí atraída de inmediato y decidí averiguar en que piso estaba.

Cuando llego la noche decidí ir a su departamento con la excusa de pedirle un poco de sal para cocinar. Me había vestido muy sensual con una falda muy corta, un top que marcaba mis pezones pues no llevaba ropa interior.

Llamé a su puerta y le dije que era la vecina de arriba. Le pedí si podía prestarme un poco de sal para cocinar. Él me hizo pasar y me dijo que me sentara en el living. Comenzamos a conversar. El se sentó frente a mi mientras yo, disimuladamente abrí mis piernas para que el pudiera ver mi sexo.

El inmediatamente notó que no llevaba ropa interior y me dijo:

Mastúrbate.

Obedecí y comencé a meter mis dedos en mi coño mientras que él se quitó los pantalones dejando a la luz su enorme pene que estaba a mil.

El se dirigió a la cocina, trajo un plátano y me lo entregó para que me masturbara con el, mientras grababa todo con su Smartphone.

Luego de esa escena, se acercó a mí, abrió bien mis piernas y comenzó a lamer mi sexo arrancándome gemidos descontrolados de placer. Me quitó el top y comenzó a acariciar suavemente mis pezones hasta que se pusieron más y más duros.

Empecé a masturbarlo con mi boca hasta que el se corrió obligándome a tragar su semen y; mientras lo hacía, me introdujo el plátano en el ano bruscamente hasta el fondo.

Luego fuimos a su habitación. Me pidió que abriera bien las piernas y me sentara sobre uno de los palos que tenía la cama en sus esquinas mientras él me grababa. Obedecí y comencé a meterme el palo en mi coño subiendo y bajando mientras tomaba mis senos con mis manos acariciándolos y chupándome los pezones.

El se tumbó sobre la cama y comencé a cabalgarlo. Gemíamos, él estaba disfrutando muchísimo, apretaba mis pechos con fuerza.

Luego me bajó de la cama poniéndome de rodillas de un empujón. Lamió mi hoyito y luego introdujo su enorme pene, primero lentamente y luego cambió de ritmo hasta terminar metiéndolo y sacándolos rápidamente de mi culo.

Luego de un rato nos corrimos juntos. Nos dimos una ducha y mientras nos enjabonábamos acariciábamos nuestros cuerpos y volvimos a follar bajo el agua.

Una vez que terminamos, me cambié y él me dio la sal que había ido a pedirle para hacer la cena.

Otras secciones interesantes:

Las mejores prostitutas y escorts de Malaga

Si buscas buen sexo en Zaragoza, mira las putas de esta sección