iconDile que le llamas de PutasYEscorts.net para recibir un trato especial.icon

Despechado con putas Vigo

Telf

Idiomas

Servicios

Mi Cuerpo

Altura
:
Peso :
Pecho :
Cintura :
Cadera :
Color de Piel :
Color de Ojos :
Color de Pelo
:
Forma de Pelo :

 

Mis Datos

Edad
:
Horario :
Telf
:
Email :
Web :
Viajes :
Hoteles :
Apartamento :
A Domicilio
:
Nº Ocultos :

 

Mis Tarifas

Precio Mínimo
:
Media Hora :
Una Hora :
Dos Horas :
Tres Horas :
Cuatro Horas :
24 Horas :
Noche Completa
:
Pago Tarjeta :
Pago Metálico :

En una oportunidad salí antes el trabajo y decidí ir a visitar a Clara, mi novia de aquel entonces. Para mi sorpresa, al llegar a su casa era evidente que Clara no me estaba esperando, ya que la encontré follando con otro hombre.

Al descubrirlos sentí una impotencia increíble, jamás había pensado que ella sería capaz de engañarme, no obstante lo había hecho y; dominado por una furia incontenible, salí la calle y subí a mi auto totalmente decidido a tomarme la revancha por lo que ella había hecho.

Conduje algunas cuadras y me dispuse a buscar algunas putas Vigo para vengarme de lo que ella me había hecho. Me detuve en un bar estaba cerca de su casa, en un lugar muy frecuentado por putas, travestis y todo tipo de personajes extraños.

Una vez adentro y hice contacto visual con dos putas Vigo muy atractivas. Me acerqué a ellas pues no estaba dispuesto a perder el tiempo, sólo quería follar y olvidarme de la imagen de mi novia teniendo sexo con ese chaval.

Le dije a las putas Vigo lo que me había sucedido y ellas accedieron a darme un alivio inmediato. Salí con ellas el bar, subimos a mi coche y fuimos a mi departamento. Una vez en mi casa, las dos putas Vigo se quitaron la ropa, fuimos a mi dormitorio, yo estaba furioso y a la vez excitado, creo que jamás me había sentido ese modo.

Traté a las putas Vigo con muy poco respeto, las follé de un modo violento, ellas se quejaron un poco, ya que las penetré analmente sin utilizar ningún tipo de lubricante, sólo quería sacar esas imágenes de mi mente y me desquité con ellas.

Primero me follé  a la rubia, que era la más atractiva de las dos putas Vigo. Le enterré mi polla hasta escuchar sus gritos de dolor, la embestí  con fuerza y estoy seguro que ella no lo disfrutó por cómo gritaba, cosa que sólo hizo que me excitara aún más.

Cuando estaba a punto de correrme, empujé a esa puta y me concentré en el culo de la otra. La tomé de las caderas, abrí sus piernas y empujé su cara hacia abajo introduciendo mi pene en su culo que estaba bastante abierto.

Enterré mi miembro hasta el final y la follé salvajemente. A pesar de sus súplicas porque me detuviera y la cara de susto de la otra de las putas Vigo, seguí penetrándola totalmente poseído. A los pocos minutos me corrí lanzando un chorro de esperma caliente que se deslizó por las piernas de la puta y yo pude alcanzar el alivio que necesitaba en ese momento.